miércoles, 15 de mayo de 2013

Patos en RuneQuest: de Glorantha a Suecia.

Una de las muchas peculiaridades de RuneQuest, o más bien de su mundo (Glorantha) es la presencia de ciertas razas que no se encuentran en ningún otro mundo fantástico.

En Glorantha están presentes las razas que Tolkien extrajo de la mitología germánica, principalmente elfos, enanos y trolls. No obstante, hay que admirar a Stafford, el creador de Glorantha y alma mater de RuneQuest, por haber sabido darles un carácter muy particular a estos seres que luego han sido un tanto trillados por el género fantástico. Los elfos, enanos y trolls de Glorantha no se parecen mucho a sus originales germánicos. Así, los elfos son vegetales sapientes que nacen (casi todos) de semillas. Los enanos son una raza (¿o unos minerales con vida?) empeñada en trabajar incansablemente para reparar lo que ellos llaman la Máquina del Mundo. Y los trolls son voraces seres (pueden comer cualquier cosa) que viven en sociedades matriarcales y que un día poseyeron un imperio inimaginablemente poderoso.

Pero Stafford también imaginó otros seres que son exclusivos de Glorantha.
Muchos son caóticos: los hombres escorpión, el pulpandante, el jack'oso. Pero si hay uno que está identificado con este juego, para bien o para mal, es el pato, o como son denominados en Glorantha, los durulz.

Legendary Duck Tower, un módulo de 1980 para la 2ª edición de RQ que da idea de que esta raza era tomada más en serio de lo que pudiera parecer ya desde los principios del juego.

La idea de patos antropomórficos e inteligentes con una historia propia (fueron malditos durante la Gran Oscuridad por no unirse a los ejércitos contra el Caos; no se sabe si fue una raza humanoide condenada a tener aspecto de ave, o aves que fueron condenadas con la inteligencia y la pérdida de la capacidad de volar), una cultura y una personalidad definida (a menudo gruñones y descontentos), es algo que sorprendió a los jugadores de rol de todo el mundo.

En España, además, la descripción de la raza venía acompañada de una ilustración tan peculiar que hizo que para muchos incluso hoy día RuneQuest sea "el juego del pato". Lamentablemente, este chascarrillo sobrevivió y prosperó y probablemente desanimó a muchos jugadores de aquellos años a probar el juego. Incluso las revistas especializadas de la época dudaron sobre si el juego iba en serio o no (y si no, véase lo que publicó en su día la revista Troll).

Si que un pato fuera una raza inteligente dejó con dudas sobre RuneQuest a muchos jugadores de la época, la célebre ilustración terminó de aclarar las cosas a bastantes.

Pero aunque parezca extraño, RuneQuest no es el único juego que ha tenido patos como raza inteligente. Aunque claro, hay una razón para ello.

En concreto, hay un juego sueco llamado Drakar och Demoner ("Dragones y Demonios") que también tiene patos como una de las razas características. Este juego fue durante años el juego de rol por excelencia en Suecia y en otros países nórdicos, donde tuvo muchísima popularidad.

La primera edición de Drakar och Demoner (de 1982) era una traducción casi directa del BRP (Basic Role Playing), el sistema basado en percentiles que emanó de RuneQuest y se convirtió en el sistema estándar usado en muchos juegos de Chaosium (entre otros La Llamada de Cthulhu o Stormbringer). El origen de los patos en este juego sueco se encuentra ahí. Sin embargo, curiosamente, hubo que esperar a la segunda edición de Drakar och Demoner, en 1984, para que los patos hicieran su aparición en el juego. Y  en él se quedaron hasta 1991, permaneciendo como una de las razas principales del juego.

La cuarta edición del juego, de 1991, usó como portada la genial ilustración de Michael Whelan de nuestro Stormbringer. Puede leerse "un juego de rol para 3 ó más jugadores a partir de 11 años".

Este juego sueco incluso añadió algunas características de cosecha propia a esta raza: existían patos marrones, patos blancos y patos negros. Los patos marrones eran guerreros y mercenarios, los patos blancos se dedicaban al comercio, y los patos negros a la piratería. Los patos tenían además un arte marcial propio, que nadie podría imitar. En la siguiente ilustración puede verse una evolución del concepto de pato (muy próximo al cliché Disney al que nos acostumbró Apple Lane) tal y como fueron apareciendo en distintos suplementos y libros de reglas de Drakar och Demoner a lo largo de los años:

Patos en el Drakar och Demoner sueco.
 

La imagen se puede disfrutar a mayor tamaño pulsando aquí.

Como curiosidad adicional, comentar que en la traducción al danés que se hizo de Drakar och Demoner también estaban presentes los patos.

En Internet es fácil encontrar mención a esta curiosa raza, a veces amada y a veces odiada. Son tan populares que hasta tienen sus propias miniaturas. Aquí tenemos una miniatura de la casa Magister Militum:

Aquí, otra en plomo de Rapier Miniatures:


En los últimos tiempos, la imagen original del pato "a lo Disney" que fue un sello de identidad de esta raza, ha ido cambiando. Moongoose apostó por una imagen más próxima a la especie animal, como vemos en este suplemento:


Por su parte, HeroQuest presentó un pato con un estilo más "manga", de igual forma que hizo con enanos o trolls:


Tengan el aspecto que tengan, los patos de Glorantha tienen un entrañable carácter bravucón a pesar de su poco tamaño. No sólo eso: su condición de raza "maldita" y proscrita, y su personalidad amarga y gruñona les hace una raza que merece la pena tener en cuenta, sea como PnJ con muchas posibilidades o incluso como personaje jugador.

Un pato se resiste, desafiante, a un troll negro.

11 comentarios:

Capdemut dijo...

Es curiosos lo de los patos, ya que a pesar de que siempre me han gustado y como master he intentado hacerlos interesantes, mis jugadores siempre acababan tratandoles con desprecio (¡Incluso siendo sus propios pjs!) y convirtiendolos en personajes cómicos y prescindibles.
Supongo que la culpa, como tu apuntas, es de las ilustraciones más que nada, aunque el hechod e que en ningún suplemento aparezca un durulz mínimamente relevante también ayudará.
Y ahora que digo esto, creo recordar que en 2La Isla de los Grifos", el misteriosos hechicero de Maugre era en realidad un pato, aunque claro... eso no se sabía con certeza.

Juan dijo...

Apasionante! Precisamente te iba a sugerir que escribieras algo sobre los patos...

Cronista dijo...

Tengo entendido que el origen de esta raza en el juego es casi improvisado. Algo así como que mientras estaban poniendo el nombre a las localizaciones, a alguien se le ocurrió lo de Puntapato (creo que era así), y a la hora de explicarlo, Stafford decidió que allí vivían hombres pato.

A mí me hacen gracia. Creo que ofrecen un pequeño y saludable toque de humor al juego, recordando que no hace falta tomárselo excesivamente en serio.

Lo de la ilustración del manual es terrible, sobre todo porque parece ser una versión de otro dibujo inmensamente superior, que Joc llegó a usar en una revista. En fin, así quedó estigmatizado el juego.

Un saludo, y, como dicen por ahí: "¡Durulz Powa!"

Artus Silenis dijo...

Me gustan.
Y el módulo Duck Tower creo que es una media parodia de un módulo muy añejo de D&D llamado Dark Tower.

Cabeza de Plomo dijo...

Hola a todos.

Me alegra ver que esta entrada ha resultado ser bastante popular. Señal de que los patos siguen siendo populares después de tantísimos años.

Gracias por vuestros comentarios, que añaden sabiduría a este humilde blog. Me ha resultado muy interesante saber lo de Puntapato, lo de Dark Tower y lo de esa ilustración de la Joc anterior al "dibujo del pato" (¡hay que encontrarla!).

Con relación a lo que dices, Capdemut. es cierto que los patos que aparecen en los módulos de RQ suelen ser débiles y a la vez irritantes. Es decir, son el perfecto PnJ para que un PJ saque su lado oscuro. Es algo sobre lo que pensar. Pero recordemos también que muchos patos son seguidores de Humakt, el Dios de la Muerte... me pregunto cómo de mortifero puede llegar a ser un pato Señor de las Runas de Humakt... y qué pasaría si se lo encontrasen unos cuantos PJs con prejuicios... hay que probarlo :)

Un saludo a todos, y como dice Cronista, Durulz Powa!

Cronista dijo...

El dibujo del que hablo apareció en la Líder nº 8, que se puede descargar desde Sinergia del Juego de Rol, en esta dirección:

http://www.sinergiaderol.com/lider-joc.html

Como podréis ver, es el mismo pato, con las dos espadas, los correajes y una pigmentación de las plumas que recuerdan a una máscara.

Cabeza de Plomo dijo...

Muchas gracias por el enlace y por buscar hasta el nº en el que apareció este antepasado del celebérrimo "pato espantao" del RuneQuest. He podido verlo y en efecto, son muchas casualidades como para que no estén relacionados. Tengo que investigar si son obra del mismo dibujante, si uno inspiró al otro, etc.

Desde luego, un interesantísimo documento. De alguna forma demuestra que lo de los patos como raza inteligente dejó huella, si hasta la Líder decidió dedicarle esta ilustración en su módulo "Ladrones de Elamle".

Gracias y un saludo
Cabeza de Plomo

Bayo dijo...

Durulz Powa!!!! (le pese a quien le pese)

Kenrae dijo...

Me encanta los durulz, son una raza trágica.

Por cierto, en Glorantha las especies son muy diferentes de lo típico por dos razones:

1- Se basa en la mitología mucho más que en Tolkien. De hecho, cuando empezó a crear Glorantha Stafford todavía no conocía a Tolkien.
2- Es anterior al D&D y su estandarización de la fantasía (que debería ser de todo menos tener un estándar, pero es lo que hay).

Saludos,
Kenrae

El Califa dijo...

Bayo, Kenny?
Esto esta lleno de frikis patofilicos y glorantho filicos!!!

Hay patos en Los Tres Soles?

:P.

El Califa

Cabeza de Plomo dijo...

Saludos y gracias por comentar también a Bayo, Kenrae y El Califa... ya veo que los patos desatan pasiones. Seguiremos investigando la historia de esta raza y si encuentro algo reseñable lo compartiré por aquí.

Un saludo veraniego a todos!