sábado, 19 de julio de 2014

RuneQuest: Aquellas maravillosas criaturas (y sus ilustraciones)

Hykim y Mikyh protegen a todas las bestias
Ellos se cebarán en las almas de aquellos
que de manera viciosa, innecesaria
o irrespetuosa maten a cualquier criatura.


(Introducción al Libro 4 de RuneQuest Deluxe, 1984).

Uno de los aspectos principales de un juego de rol es el de las criaturas o seres que se ofrecen a másters y jugadores para su uso en las partidas. Esto es especialmente interesante en el rol de fantasía, incluyendo la ciencia ficción; en general, en cualquier género en el que aparezcan seres distintos a los que encontramos en nuestro mundo. Y para imaginar adecuadamente una criatura fantástica, una herramienta importantísima es una buena ilustración. Una buena descripción narrativa nos puede ayudar mucho a hacernos una idea de un ser fantástico; pero está claro que una imagen, en este caso, sí que puede valer más que mil palabras.

RuneQuest Básico nos ofreció en su día una buena cantidad de criaturas interesantes. Ahí estaban los clásicos del género fantástico (elfos, enanos...). También había seres extraidos de la mitología (grifos, unicornios...). Y luego, esas criaturas propias de Glorantha (como el pulpandante, el jack o'so y el broo, por decir algunos), que nos dejaron boquiabiertos.

Las ilustraciones del RuneQuest básico han sido objeto de mucho comentario, incluso en este blog. A favor se puede decir que el Básico incluía una gran cantidad de ilustraciones. En contra, aparte de la calidad cuestionable de alguna de ellas, está el hecho de que en muchos casos no se sabía muy bien qué criaturas eran las representadas en el dibujo, o qué significaba el mismo. Esto ocurría especialmente con esas ilustraciones en formato rectangular, bastante decentes desde el punto de vista técnico, pero un tanto intrigantes.

Poco después, cuando los que teníamos el RuneQuest Básico pudimos echarle el guante al RuneQuest Avanzado, comprobamos para nuestra alegría que incluía un nuevo capítulo de criaturas. Y no sólo teníamos un montón más de bichos a los que enfrentarnos, o más datos si queríamos jugar con una raza no humana... sino que además las ilustraciones que traía eran enteramente de esas rectangulares tan chulas.

Por otra parte, gracias a la descripción de las nuevas criaturas, podíamos por fin entender alguna de las ilustraciones del Básico, en las que aparecían dibujadas criaturas que nos dejaban perplejos porque no aparecían mencionadas en ese libro.

Como comentaba antes, lo malo de estas ilustraciones rectangulares es que a menudo uno no sabía muy bien qué criaturas eran esas que salían, o qué significaba la escena representada. Algunas estaban claras, como el broo o ese elfo, un poco tolkieniano (todo hay que decirlo) al que una figura femenina asía por los brazos, pero las dudas arreciaban. Porque, ¿quién o qué está abrazando al elfo? ¿y por qué el elfo está asustado? ¿y qué pinta detrás de esa escena ese elefante atacando a una criatura que enarbola una porra? ¿O qué decir de esa otra ilustración en la que una sirena acaricia a un pulpo mientras en el fondo se ve un minotauro enfrentándose a una momia en un desierto? ¿O será una playa?


Los jugadores, en general, no le dimos mucha importancia a estas cosas y nos resignamos a pensar que era una rareza o curiosidad del juego, o la obra de un
ilustrador poco informado (o aficionado a las sustancias ilegales). Bastante teníamos con poder disfrutar de ilustraciones bastante buenas e imaginativas.

Yo fui un aficionado que tardó mucho en poder acceder a los originales americanos. Por ello, mi sorpresa fue mayúscula cuando años después, descubrí que las ilustraciones estaban tomadas del Libro 4 (el Creatures' Book) de la edición de RQ que tradujo Joc. Y lo que era más importante: cada ilustración estaba acompañada de un breve texto explicativo. Este texto hacía que la ilustración cobrase sentido ya que explicaba qué criaturas salían y qué hacían. Así se comprobaba que casi todas esas viñetas que al principio parecían una superposición de criaturas hecha sin ton ni son y que oscilaba entre lo casual y lo surrealista tenían en realidad su por qué.

Sin embargo, eso no explicaba la elección aparentemente aleatoria de las criaturas que salían en cada ilustración (el por qué empeñarse en buscar una historia en la que apareciesen una sirena, un pulpo, un minotauro y una momia). Al final se me encendió una bombilla. Las criaturas que aparecían en cada viñeta sí tenían algo en común: la inicial del nombre de la criatura (en inglés, claro). Es decir, las criaturas elegidas para cada "pequeña historia" se cogían por proximidad según su orden de aparición en el libro (que es alfabético).

Dicho todo esto, me pareció buena idea compartir esos textos "perdidos", para que algún aficionado al RuneQuest al que le hubiera pasado como a mi pudiera disfrutar de ellos. Por ello, os propongo un viaje en el que, a través de futuras entradas, iremos viendo esas ilustraciones, leyendo el texto del original (que ojalá Joc hubiera mantenido de alguna forma, todo hay que decirlo), y comentando alguna curiosidad o "ilustración perdida" (ya que el RQ español se deja en algún caso alguna ilustración del original o representa sólo un trozo de la misma).

Para no dejar esta entrada sólo en "modo texto", empecemos con una de ellas. Por ejemplo, la mencionada del elfo y su misteriosa acosadora:


El texto correspondiente dice aquí: "a la izquierda, un elefante trata de arrollar a un fachán mágico (sic). A la derecha, un bello fantasma suplica a un guerrero elfo que sepulte apropiadamente su cuerpo de modo que su espíritu pueda llegar a su lugar destinado". 

Bueno, la "historia" sigue siendo un poco surrealista, pero al menos nos hemos enterado de que la criatura de la izquierda es un fachán (tendríamos que haberlo sabido por su único brazo, pero es difícil de ver); y que la figura de la derecha es un fantasma, y de ahí el susto del elfo.

Y así comenzamos este viaje que espero que os resulte tan interesante como a mi. Saludos.

9 comentarios:

Gran Orco dijo...

Tela marinera. Un fachán... Ahora caigo. Pues anda, que no se parece en nada al de MRQ. Este siempre me había parecido un elfo macarra.

Manu Strawdog dijo...

Tremendo documento. Ahora todo tiene más sentido :D Gracias por la iniciativa de ir acercando estos textos en nuestro idioma.

Albert Giralt dijo...

Pues es una entrada muy interesante, ya que yo soy de los que en su momento estás imágenes descolocaron, pero como todos, acabé asumiéndolas sin pensar más en ellas. Interesante saber de donde proceden.
Gracias.

Raúl Cabeza de Plomo dijo...

Hola a todos, y gracias por pasaros por aquí y comentar.

Gran Orco, a mi me parece recordar que también había tomado al fachán por un elfo. Yo creo que como el cerebro intenta darle un sentido y una lógica a lo que tiene delante, veía una "escena élfica". Por ello, yo tomaba al fantasma por una "elfa", y atribuía su incorporeidad a un error de impresión más que a que fuera un fantasma. En cualquier caso, es dificilísimo ver ahí un fachán si no te dicen que es un fachán. Y el elefante se cargaba mi "escena élfica", eso claro.

Manu Strawdog, me alegro de que te guste esta propuesta. Llevo bastante tiempo queriendo escribir sobre ello y ahora por fin me he puesto a hacerlo. Ya veréis como hay más sorpresas.

Un saludo a todos!
Cabeza de Plomo

Raúl Cabeza de Plomo dijo...

Hola, Albert,

Gracias por tu comentario!
En efecto, es justo eso... es reconfortante ver que las imágenes causaron Estupefacción a más gente aparte de a mi... y es cierto; el cerebro desconectaba tras un rato de no poder interpretar el significado de la escena, o te montaba una hipótesis. De todos modos veremos que en muchos casos, no hay una historia como tal detrás de la ilustración, sino que más bien parece que se lo tomaron como un reto en plan "a ver qué se os ocurre cogiendo tres o cuatro criaturas que estén cerca en la lista".

Me alegra mucho que os parezca interesante.

Un saludo
Cabeza de Plomo

Cronista dijo...

Siempre di por sentado que habían incluido varios monstruos distintos juntos en una ilustración por economía. Nunca llegué a pensar que hubiese alguna historia detrás de cada uno de estos popurrís. Creo recordar que incluso había uno en el que un esqueleto aparecía como confundido, rascándose la cabeza.

Eso sí, me ha sorprendido darme cuenta de lo de el fachán. Igual que otros, en su momento di por sentado que se trataba de un elfo. Armado con una porra y peleando como un elefante, pero un elfo.

Terrax el Maestro dijo...

Lo del fachán y que las criaturas estaban colocadas por orden alfabético, sí que me dí cuenta en su momento, pero ni de lejos sabía que hubiera un texto que lo acompañara en la edición en inglés.

Estoy deseando ver las ilustraciones que faltan y sus textos :) ¡Arqueología rolera en las aulas ya! Jejeje

Albert Giralt dijo...

Aprovechando esta entrada, ¿hay alguna (aquí o en algún otro blog) sobre las PEORES ilustraciones de RQ3 de Joc?

Algunas daban vergüenza ajena, pero sería curioso recuperarlas. Aunque solo sea por reírnos un rato.

Raúl Cabeza de Plomo dijo...

Buenos días a todos!

Cronista: lo cierto es que viendo ilustraciones como la de la sirena (que más bien es una ondina), lo normal era pensar que se trataba de composiciones al azar y con un aire un tanto surrealista o hippie. Y en efecto, en una de las ilustraciones sale un esqueleto o no-muerto de otra especie como sorprendido... y ya veremos que en efecto lo ésta, y creo que precisamente por lo variopinto de las criaturas que tiene delante (una wyverna y un wyrm); la verdad es que viéndolo ahora parece un reconocimiento a lo aleatorio de la ocurrencia.

Terrax: yo no me había dado cuenta de la correspondencia alfabética...me alegro de que la entrada os haya dejado con ganas de más. Intentaré que haya una entrada sobre este tema al menos una vez cada 15 días! Y sí, ¡viva la arqueología rolera!

Albert: sobre las ilustraciones del Rune se ha escrito bastante... Por ejemplo, Capdemut las menciona aquí y aquí entre otras entradas. También hay entradas sin piedad como esta de Las Cosas de Crom donde además tenemos ocasión de volver a ver a nuestras queridas ilustraciones...

Más que alguna entrada monográfica sobre las ilustraciones como la anterior, lo que más abunda es encontrar mención a las mismas en artículos sobre libros individuales. En ese sentido, te recomiendo que bucees en los blogs de Cronista o Capdemut, por ejemplo. Y no todo son críticas negativas! Por ejemplo, Cronista hace una defensa muy acertada de la portada de El Abismo de la Garganta de la Serpiente que recomiendo encarecidamente.

De nuevo, gracias a todos por pasaros y por comentar!

Un saludo
Cabeza de Plomo