jueves, 16 de julio de 2015

No Man's Sky: Explorar un Infinito


Imaginemos un juego en el que puedes coger tu nave espacial, navegar libremente por el espacio, aterrizar en un planeta al azar entre centenares de ellos y explorarlo según te apetezca.

Imaginemos que el planeta está totalmente detallado, con su clima propio, sus montañas, ríos, bosques, cuevas, su flora y su fauna particular, si el planeta en cuestión soporta las condiciones para la vida.

Imaginemos que no se trata de un centenar de mundos. Imaginemos que es posible perderse entre literalmente millares de mundos. O pongamos el listón más alto y hablemos de millones de mundos.


¿No es suficiente? Bien, no tiene por qué serlo. Porque en No Man's Sky, puedes explorar, literalmente, un número estimado de 18 trillones de mundos. O lo que es lo mismo, un 18 seguido de 18 ceros de mundos.

El número, por el placer de verlo, es este: 18.000.000.000.000.000.000. ¿Alguien puede imaginarlo?

Explorarlos todos nos llevaría, suponiendo que empleásemos un segundo en visitar cada mundo, 4.000 millones de años según el alma mater del juego, Sean Murray. Nuestro propio Sol se habría agotado antes de que pase ese tiempo.


Sean Murray, de 34 años, había trabajado previamente para la multinacional de videojuegos Electronic Arts. En 2009 fundó junto a 3 amigos su propia compañía, Hello Games, en el seno de la cual surgió la idea de crear este vastísimo universal en el cual cada planeta ha sido generado por algoritmos. Una suerte de Minecraft cósmico.


Los creadores del juego confiesan que no saben cómo reaccionarán los jugadores una vez se sumerjan en esta experiencia. ¿Buscarán encontrarse, o preferirán explorar sin un rumbo fijo planeta tras planeta? ¿Se verá espoleado el ansia de encontrar a otro viajero por el hecho de que la probabilidad de un encuentro sea bajísima? El teoría un jugador podrá viajar durante años sin encontrar a nadie en su camino. ¿Se irán congregando aquellos que se encuentren? ¿Cómo serán sus relaciones? ¿Pacíficas, o se crearán "cazadores" que ansíen sobre todo encontrar a otro navegante para destruirlo? Los propios creadores del juego lo ignoran, y confiesan que para ellos esa indefinición es uno de los acicates del juego.


A pesar de ello, existe un objetivo tan global que parece irrelevante: en teoría, el objetivo para los jugadores es acercarse al centro de este universo (si lo desean). Esto implica un ligero aumento de la probabilidad de encontrar a alguien, según más y más jugadores se vayan aproximando a las regiones centrales de este cuasi-infinito.


El juego está previsto para PS4 y para PC, y saldrá durante este año 2015.

Tal y como dice el artículo de The Guardian gracias al cual he conocido este juego, "quizás el mayor atractivo de No Man's Sky es el modo en que nos ofrece la oportunidad de hacer conocido lo desconocido. Se trata de la misma ansia que lanzaba a los exploradores de la época isabelina alrededor del mundo en panzudos galeones; la promesa de los extraños animales que encontrarían, las tribus impredecibles que conocería, los paisajes nunca antes vistos que contemplarían, y el placer extraordinario de rellenar el vacío en un mapa".

Es, quizá, otra versión de esos infinitos que aprendimos a explorar jugando al rol.

Más en:
The Guardian.
ZonaRed.
YouTube.

3 comentarios:

Víctor Sesmero dijo...

Temo los recursos PC necesarios.

Sr. Rojo dijo...

¡Esto es el Traveler llevado a videojuego! ¿Lo habrá para Mac?

Doktor Towerstein dijo...

Conoci a Hazel McKendrick en la nuclai 2015 de Viena. Es la desarrolladora de juegos mas brillante y mas loca que conozco, y eso en el sector es mucho decir...