sábado, 1 de octubre de 2016

Gloranthan Army

En este mundo hay gente que se sabe divertir, sin duda. Los juegos de miniaturas (wargames) son divertidos. Y jugar en Glorantha es divertido, ¿verdad?  Así que, ¿por qué no mezclar ambos conceptos? Bueno, por este ancho mundo hay gente que ya lo ha hecho. Y en algunos casos, los resultados son espectaculares.

Cojamos un reglamento como HOTT (Hordes of the Things). Y cojamos a un apasionado de las miniaturas como Grégory Privat (no, el pianista de jazz, no). Como él mismo nos cuenta, Grégory fue un entusiasta jugador de RuneQuest en su día. Más tarde le introdujeron en HOTT. Empezó jugando escenarios convencionales de enfrentamientos entre elfos, enanos, etcétera. Pero en cierto momento en que tenía que elegir ejército, algo dentro de él volvió a Glorantha y dijo "¿por qué  no elegir un ejército basado en Glorantha?". Y empezó a pintar un ejército caracterizando a las miniaturas como orlanthis. Poco a poco, fue creando más ejércitos gloranthanos. Más tarde se fue enterando de que no era el único... y el resultado de todo esto lo podemos encontrar en una magnífica página como Gloranthan Army.

En esta página, Grégory ha hecho una gran recopilación. Como se indica "esta página web está dedicada a todas las miniaturas Gloranthanas, oficiales o hechas por fans". El índice es escalofriante por la magnitud del esfuerzo: 761 fotos, 20 artistas y 50 empresas de miniaturas. Además, tiene un buscador con el que podéis localizar un ejército por raza, cultura, artista, propietario o compañía. Desgraciadamente la página parece tener algún problemilla con los .php y no amplia bien las imágenes, aunque sólo por echar un vistazo a la variedad de criaturas y culturas que han pasado al plomo y el plástico ya merece la pena.

Aún más espectaculares me han parecido los "artículos". Por ejemplo, en estas fotos del evento GloryDay 2005 vemos dinosaurios, broos, praxianos...




Las siguientes son también del 2005 ("La Colina de Oro" en la Tentacles Con):

"Una vista parcial del ejército pato centrado en el Poderoso Pato Troyano".
 
"Durulz y Uz en una carrera por la colina y enfrentarse al ejército de los Yelmalitas. Los patos tendrían un poco más de éxito que las hordas de esqueletos de Zorak Zoran".

"¿Tropas lunares acercándose a la colina? No: el jugador Lunar sacrificó a esta unidad de arqueros con el objetivo de que los seguidores de Yelmalio se enfrentaran contra los orlanthi".


De la partida de "El Bloque" en Salute 2008:

 Jinetes de los Bisontes.

Un Hombre Escorpión.

Sí. Es "él". Genial, ¿no es cierto?

Podría estar subiendo fotos durante un buen rato. Para terminar, unas cuantas que me han encantado:

Navíos volantes Lunares y el gigante Gonn Ortha.

Fantástico e impresionante despliegue.

Aunque la última actualización de la página Gloranthan Army es de Noviembre de 2008, Grégory sigue escribiendo en su blog (que tiene el mismo nombre).

No dejéis tampoco de visitar el blog de Simon Miller, The Big Red Bat Cave, donde el autor nos enseña por ejemplo el proceso de creación de su magnífico Murciélago Carmesí:

El sistema HOTT (dicho así suena a Star Wars) merece una entrada en exclusiva. Sólo diré, citando a la Wikipedia, que es un juego de miniaturas de fantasía publicado por Wargames Research Group, basado en otro sistema más "serio", De Bellis Antiquitatis, al que se le han añadido una fase para ataques mágicos y más tipos de tropas (para incluir los típicos conceptos de fantasía). Está diseñado para ser genérico y por tanto poder usarse en cualquier ambientación e incluso con cualquier tipo de miniatura o escala. El ejemplo que se menciona en el artículo de la Wikipedia de cómo el reglamento se centra en el efecto de acciones más que en el método de lograr una acción me ha gustado mucho: "no hay listas de conjuros en HOTT. Los Magos funcionan como una especie de artillería de largo alcance potente (...) El efecto de su ataque puede ser debido al lanzamiento de un rayo, a que las tropas enemigas hayan experimentado visiones aterradoras o que hayan sido infectadas con una plaga de piojos. Esto no es relevante a efectos del juego. Lo que importa es que o aguantarán (el ataque no tiene efecto), o disolverán su formación en desorden, serán destruidos o expulsados del terreno de combate". Interesante sin duda. La lista de tropas también hace que a uno le entren ganas de jugar.

Está claro que jugar una partida de miniaturas con esta ambientación puede ser tremendamente divertido, ¿no creéis? Y vosotros, ¿habéis enfrentado en el tablero alguna vez a los bichos y gentes con los que jugamos en RuneQuest?

4 comentarios:

Runeblogger of the Runeblog dijo...

Cada vez que veo fotos de esas batallas de miniaturas gloranthanas en convenciones extranjeras me entran ganas de montarme mi propio ejército y jugar una partida. Es raro, porque los wargames nunca me han hecho tilín. Pero es meter el mundo de Glorantha de por medio y ya me interesa todo. En una de las Quedadas de Glorantha Hispana, la de 2014, si mal no recuerdo, conseguí finalmente convencer a tres para jugar una batalla de escaramuza con miniaturas gloranthanas. Tenía preparados tres bandos: una patrulla de exploración lunar, una patrulla de guerreros orlanthis y una pequeña horda de broos con gorp incluido. El sistema que usé fue el «Song of Blades and Heroes» que es genérico de fantasía para escaramuzas con pocas miniaturas por bando. Y las miniaturas las saqué del suplemento «Paper Wars», en el que varios ilustradores hicieron miniaturas de papel ambientadas en Glorantha para imprimir y jugar. A ver si pronto puedo hablar de este tema en el Runeblog. Pero si tienes mucha curiosidad, en la entrada donde hablo de Glorantha Hispana se ve una foto de esta partida. También colgué algunas fotos en la lista de correo Glorantha Hispana. ;-)

Runeblogger of the Runeblog dijo...

Por cierto, me ha encantado tu entrada, y las miniaturas de Privat son espectaculares, con ese bote lunar volador y también el murciélago carmesí. Un detalle: en un pie de foto dices «jinetes de bisonte», pero creo que se trata de jinetes de rinoceronte.

J. Capdemut dijo...

Los juegos de miniaturas, en general molan. El problema es que están estigmatizados (y con razón) por sus elevados precios, duración de las partidas, espacio requerido para guardar sus componentes, acéitera...
Pero la verdad es que es un gustazo jugarlas y viendo estas gloranthadas, más todavía. Gracias por difundir estas cosas, amigo.

Bruno Jesus Guil Perez dijo...

El HOTT es un juego realmente bueno. No lo he jugado, pero a su contrapartida hostórica sí: De Bellis Antiquitatis. Es realmente evocador y sencillo (si te lo explican). Siempre quise Gloranthizar mis ejercitos y jugarlos en HOTT, pero mis amigos no se animan...